ÚLTIMAS PLAZAS DISPONIBLES

¿Se puede entrenar con agujetas?: Toda la verdad

Entrenar o no entrenar con agujetas, un dilema que ha tenido alguna vez toda persona que ha practicado fitness o que ha hecho deporte.

No te preocupes, estoy aquí para ayudarte, después de leer este artículo, nunca más vas a tener dudas.

Pero empecemos la casa por el tejado, ¿Qué son las agujetas?

Como bien sabes, las agujetas son una serie de molestias que aparecen después de una actividad física intensa.

No hay que confundir las agujetas con una rotura de fibras musculares, estamos ante cosas distintas.

Las roturas musculares se producen cuando estás haciendo el ejercicio o en el momento inmediatamente posterior a su ejecución.

Sin embargo las agujetas, nunca surgen durante la práctica o poco después del ejercicio, suelen aparecer varias horas después de que hayas entrenado.

Además una rotura exige que tengas que abandonar la práctica deportiva hasta que el tejido se recupere, mientras que la aparición de agujetas no tiene porqué implicar el cese del entrenamiento.

Ya sabes qué son las agujetas, pero, ¿Por qué se producen?

Básicamente surgen porque estás sometiendo a tu cuerpo a una carga física a la que no está acostumbrado, o sea te estás metiendo mucha caña.

Esto causa unas micro roturas que dan lugar a una inflamación del músculo para protegerlo y para repararlo, la inflamación es la responsable de estimular los receptores del dolor.

El proceso por lo general suele ser el siguiente; el primer día sometes a tu cuerpo a ejercicio intenso, el segundo día tienes algunas molestias y al cabo de unas 48 horas aparece la “tormenta de dolor”.

Además del dolor intenso en la zona afectada, pueden aparecer otros síntomas como tumefacción, hipersensibilidad e incluso perdida de fuerza.

¿Qué pasa si entreno con agujetas? ¿es malo entrenar con agujetas? Sigue leyendo y sal de dudas.

 

Las agujetas son un síntoma de que tu musculatura crece, ¿mito o realidad?

Lo primero de lo que te quiero advertir, es que se pueden hacer muchas lecturas sobre el tema de entrenar con agujetas.

Pero tranquilo, quiero aclararte las cosas, no liarte más la cabeza.

Tener un alto volumen y una alta frecuencia de entrenamiento, no es malo en sí.

Mucha gente a medida que va obteniendo resultados, va aumentando la carga de trabajo y como es lógico conforme esa carga aumenta, las agujetas se manifiestan.

Algunas personas cuando hacen fitness o desarrollan cualquier otra actividad deportiva, toman como referencia las agujetas para saber si su entreno ha sido o no productivo.

“Si no tengo agujetas, no estoy entrenado bien”.

Esta filosofía, puede llevar a una auto.-exigencia bastante “heavy” que convierte cada entrenamiento, en una búsqueda constante de las agujetas.

Esto se traduce en más peso, mas repeticiones, más intensidad, etcétera.

Aquí de lo que se trata, es de que uses tu sentido común.

Algo que funciona bien, es que hagas un auto-diagnóstico para valorar cual es tu nivel de dolor.

Si el dolor es tan intenso que apenas te ha dejado pegar ojo, e impide que puedas manejarte en tu día a día con normalidad, está claro que te has pasado, aquí estarías sufriendo “agujetas invalidantes”.

Este nivel de agujetas es malo por dos motivos, en primer entrenar con agujetas constantemente, no hará que tengas mejores resultados.

En segundo lugar, las agujetas invalidantes te van a impedir seguir entrenando, esto afectará negativamente tanto a la frecuencia como al volumen de tu entrenamiento.

Es un hecho y una realidad, el músculo crece cuando le exiges más, puede llevar a la aparición de agujetas.

 

 

Algunos consejos prácticos para acabar con las agujetas después del entreno

Bueno ya has visto que la aparición de nuestras queridas amigas las agujetas, es algo que puede suceder si aumentas tu ritmo de entrenamiento.

Es bueno entrenar con agujetas hasta cierto punto, por eso resulta útil tratar de limitar sus efectos al máximo, a través de una serie de acciones que puedes implementar antes y después del entrenamiento.

Toma nota, si empiezas a aplicar los puntos que te presento a continuación, las agujetas no te impedirán seguir trabajando, para conseguir los objetivos que te has marcado.

  • Calentamiento: Hacer un buen calentamiento es esencial no solo para evitar las agujetas, también evita lesiones musculares, la función del calentamiento previo es preparar al músculo para la carga de trabajo que va a recibir.
  • Estiramientos: Los estiramientos juegan un papel importante en la recuperación muscular, ayudan a que el músculo vuelva a su forma normal de forma progresiva.
  • Progresividad: Muchas veces las agujetas se manifiestan debido a esfuerzos súbitos a los que tu cuerpo no está acostumbrado, por eso es vital que tengas en cuenta el principio de progresividad, adaptando la intensidad y la duración del ejercicio a tu estado actual.
  • Alimentación: Después del ejercicio (y en cualquier otro supuesto) deberías evitar consumir azúcar, grasas saturadas o fritos, cuanto más saludable sea tu dieta, mejores serán los resultados de tu trabajo en el gym y menores serán los efectos de entrenar con agujetas.
  • Hidratación: Mantenerte correctamente hidratado, es otra cosa que te va a ayudar a combatirlas, no te olvides de beber agua, antes, durante y después del ejercicio.

 

Conclusiones

En esto de las agujetas, el dicho de menos es más, se cumple a la perfección.

Las agujetas no son malas por definición, es bueno (o al menos no es malo) entrenar con agujetas, pero siempre dentro de un límite.

El problema de entrenar con agujetas surge cuando ves que tus resultados son mejores, porque has ido escalando la exigencia de tus entrenos progresivamente.

Entonces te dices a ti mismo: “Si me ha ido genial subiendo la carga de trabajo, ¿Por qué parar?

El tema es que esa carga no es infinita.

En algún momento se tiene que detener porque sino, lo peor no es que vayas a tener agujetas invalidantes que te alejen del gym durante una temporada con todo lo que significa para tus progresos.

Lo peor va a ser, que si no escuchas a tu cuerpo, corres el riesgo de sufrir una rotura muscular y aquí, si estaríamos hablando de algo más serio.

Así que ya sabes, puedes hacer pesas con agujetas o puedes hacer deporte con agujetas, pero con sentido común.

Si aplicas el contenido de este post, te evitarás futuras complicaciones en el futuro en relación a este tema.

Espero haberte ayudado con el contenido. ¡Hasta la próxima!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

No te detengas

Explora más

Correr sin perder masa muscular: ¿Es posible?

Algunas personas que practican fitness, son “alérgicas” a practicar running, porque están convencidos de que no es posible correr sin perder masa muscular. Pero, ¿Qué

X
Bienvenido a Entrenador Personal Valencia
wpChatIcon