Seguro que en muchas ocasiones has escuchado hablar del Índice de Masa Corporal (conocido por sus siglas IMC). El Indice de Masa Corporal es una medida que asocia nuestro peso y nuestra talla y que fue ideado por el estadístico de origen belga Adolphe Quetelet en el siglo XIX, es por esa razón por la que también es conocido como Índice de Quetelet.

La importancia de esta medida matemática radica en que con ella sabemos, o podemos saber, si existe proporción entre lo que pesamos y la altura que tenemos, cualquier desviación de esa proporción nos estaría advirtiendo de alguna incidencia sobre la que tomar ‘medidas’, nunca mejor dicho…

Para que te hagas una idea, el Índice de Masa Corporal debe estar entre un mínimo de 18,5 y un máximo de 24,9 kilogramos por metro cuadrado, por debajo de esa medida será necesario ganar algo de peso.

Así las cosas, si estás en la situación que acabo de describir, será necesario que ganes algo de peso. Es algo tan normal como el caso contrario, el de tener que perder peso.

Esto es lo que yo hubiera escrito si fuera uno de tantos, si hiciera lo mismo que todos los profesionales y si obtuviera los mismos resultados que ellos, o sea ninguno…y tambien si quisiera llevarme bien con los médicos y nutricionistas de este país, pues siguen creyendo en estas medidas de la prehistoria y no les entra en la cabeza que hay que “PERSONALIZAR” y JAMAS se puede otorgar una misma regla a todo el mundo.

El IMC es…como decirlo…UNA GRAN TONTERIA!!! y os pongo un ejemplo rápido de ello:

Voy al médico y le digo que tengo un amigo que mide 1m 89cm y pesa 115kg, y le pregunto al medico que opina, y me dice que según su imc esta persona tiene obesidad y necesita adelgazar rápidamente…entonces aparezco yo por la puerta sin camiseta y el medico empieza a usar mis abdominales como tabla para lavar su ropa y si fuera una medico intentaría comérselas pensando que son una tableta de chocolate.

Igualmente si la persona fuera sedentaria, que nunca ha realizado deporte ni ha comido sano y tuviera la misma altura que yo y el mismo peso, seria peso de grasa y él si que tendría obesidad… entendéis la diferencia verdad?

Se puede ganar o perder peso, pero no olvides que ganar peso, al igual que perderlo, debe estar basado en acciones responsables. No vale cualquier acción para ganar o perder peso.

Aumentar de peso, si acaso fuese necesario, porque lo detectamos una bajada de nuestro tono y energia vital, es algo muy serio y se debe hacer bajo la supervisión de un especialista. Igual que el caso contrario.

Si nos ponemos a comer por comer corremos el riesgo de acumular mucha grasa corporal que haga derivar a nuestro organismo a cuadros médicos indeseados.

Por ello, si necesitas consejo personalizado, no dudes en consultar a un especialista o ponte en contacto conmigo a través de este formulario.
[contact-form-7 id=”3352″]

¿TE HA GUSTADO ESTE POST? COMPÁRTELO CON EL RESTO DEL MUNDO ¡GRACIAS!

EL IMC O INDICE DE MASA CORPORAL… ¡QUÉ CIENTÍFICO! PUES LO VOY A DESTROZAR UN POCO
Valoraciones

One Comment

  • Mepe dice:

    Me considero una persona un poco sedentaria, pues trabajo todo el día en la computadora pero también realizo acciones como estudiar y movilizarme, siempre trato de caminar unas 2 o 3 horas al día, ¿estoy bien? Dónde puedo ver mi Indice de Masa Corporal IMC…