salud

Consigue unos pies dignos de exhibir

¿Qué debemos  hacer para conseguir unos pies dignos de exhibir?
La época de frío llega a su fin y con el buen tiempo toca mostrar al mundo ciertas partes de nuestro cuerpo que en otras temporadas permanecen bien ocultas.

Pies sanos todo el año

Cómo conseguir unos pies dignos de exhibir

 

Lo más habitual es prestar más cuidado a las zonas más visibles de nuestro cuerpo como las manos o el rostro sin embargo cuando se acerca el verano dirigimos nuestra atención en gran medida hacia otras zonas, como la cintura, las piernas etc.

 

Pero hoy hablaremos un poco sobre los pies, esa parte del cuerpo que no a todos gusta y que durante largos meses hemos llevado oculta bajo calcetines y calzado.

 

Según José Manuel Ogalla, presidente del Colegio de Podólogos de Cataluña y profesor de la Universidad de Barcelona, para disfrutar de unos pies sanos es necesario seguir ciertas pautas esenciales y sencillas:

 

  • En cuanto a las uñas, su longitud ha de coincidir con el dedo del pie pues de lo contrario podrían clavarse en los dedos; tampoco es aconsejable retirar las cutículas pues constituyen un elemento de protección de la uña evitando que se deforme, enferme e incluso caiga.

 

  • Mantener el pie bien hidratado, especialmente los talones, mediante el uso de cremas hidratantes específicas para pies, intentando que no sean cremas químicas, pues darán una falsa sensación de hidratación. Tenemos que usar cremas naturales, o lo mejor, aceites naturales como el de almendra o el de coco, estos nos dejaran unos pies increíblemente bellos y suaves.

  

Cuida tus pies y cuida tu salud

Es imprescindible mantener una buena higiene de los pies

  • Evidentemente, es imprescindible mantener una buena higiene de los pies. Con frecuencia nos olvidamos de secar los pies, lo cual es tan importante como lavarlos, para evitar así un reblandecimiento de la piel que los hace más proclives a infecciones.

 

  • En cuanto a cómo vestir nuestros pies, los calcetines y/o medias han de presentar una proporción mayor de fibras naturales que artificiales pues se acomodan mejor a la forma del pie, transpiran mejor y minimizan las rozaduras.

 

  • Por su parte, el calzado debe seguir una “regla de oro”: elegirlo según para qué lo vamos a utilizar y no por sentido estético. Además debe ser cómodo, permanecer sujeto al pie de acuerdo a nuestra talla y, al igual que los calcetines, estar confeccionado con materiales lo más naturales posibles.

 

Y, además de seguir los consejos anteriores, nunca olvides visitar al especialista al menos cada seis meses para una correcta revisión.

 

Cuida tu cuerpo con buenos alimentos y buenos hábitos, pues es tu cuerpo el que aloja tu alma, al igual que son tus pies los que transportan a tu cuerpo 😉

Y, ahora, te dejo uno de mis videos. 

One Comment

  • Pedro dice:

    Con la llegada del verano necesariamente, mostraremos los pies, si q es un problema para los que tenemos los pies maltratados, con este articulo sí que mejoraremos gracias.