ÚLTIMAS PLAZAS DISPONIBLES

¿Por qué es importante calentar antes de hacer ejercicio?

Como bien sabes el calentamiento consiste en la sesión previa que haces antes de ejecutar la actividad física, es igual el tipo de ejercicio físico o de deporte que estés practicando, calentar antes de hacer ejercicio es esencial.

A veces el ansia nos puede, no son pocos los usuarios que no se toman en serio esto del calentamiento o que directamente no lo hacen.

Las consecuencias de no calentar antes de hacer ejercicio no son pocas.

No calentar, aumenta el riesgo de sufrir calambres, lesiones articulares, musculares y de ligamentos o desgarre de fibras musculares.

Por si esto no fuera suficiente, entrenar sin calentar, puede dar lugar también a un descenso del rendimiento, aumento de la fatiga y pérdida de concentración durante la práctica deportiva.

Como puedes ver, las consecuencias de saltarse el calentamiento son serias.

Las sesiones de calentamiento consisten en una sesión pre-entrenamiento, en el que se realizan una combinación de estiramientos, ejercicios de fuerza y ejercicios cardio-vasculares.

La función de los ejercicios de cardio, es la de aumentar la frecuencia cardíaca, la circulación y la temperatura corporal.

Los estiramientos acondicionan los músculos, para los ejercicicios que vas a hacer a continuación.

La función de los ejercicios de fuerza explosiva como los sprints o los saltos, aumentan ligeramente el nivel de intensidad.

Esto ayuda al cuerpo a estar preparado, para la combinación de movimientos que realizarás durante la práctica.

 

Lesiones habituales que puedes sufrir si no calientas

Después de lo dicho anteriormente, seguro que ya has interiorizado que es importante calentar antes de hacer ejercicio.

Ya te he comentado brevemente las consecuencias negativas que la falta de calentamiento, puede tener tanto para tu integridad física, como para tu rendimiento deportivo.

En este apartado te quiero explicar cuales son las 5 lesiones más comunes, a las que te puede llevar el hecho de que no calientes o de que no lo hagas de la forma adecuada.

 

 

1 – Rotura fibrilar

Cuando hablamos de rotura fibrilar, estamos hablando de una lesión seria.

Hay que tener presente que el calentamiento prepara al sistema muscular para realizar un esfuerzo determinado.

Si no calientas y obligas a tus músculos a hacer una contracción muscular brusca, es entonces cuando puedes sufrir una rotura.

En definitiva, cuando se calienta mal o cuando no se calienta, corres el riesgo de sufrir una rotura muscular.

El proceso para el desastre es sencillo, los músculos no están preparados para la carga de trabajo al que los vas a someter, esto es lo que hace que las fibras se rompan.

Existen tres niveles de roturas fibrilares,  la gravedad depende del tamaño de la rotura de esas fibras.

Ten por seguro, que si tienes una rotura fibrilar vas a tener que parar, así que te conviene calentar antes de hacer ejercicio.

 

2- Lesiones articulares

Las lesiones en las articulaciones, son otra de las cosas a las que te expones si no haces un calentamiento físico previo.

Todas las articulaciones de tu cuerpo, están envueltas en una serie de bolsas de líquido lubricante.

Estas bolsas, amortiguan los impactos y te protegen también de los golpes.

Cuando calientas, activas estas bolsas de líquido que protegen tus huesos.

Otro aspecto a destacar en este apartado, es que una de las principales funciones de los músculos, es aliviar la presión que sufren las articulaciones.

Por eso calentar antes de hacer ejercicio, es vital para protegerlas de un castigo excesivo.

 

3 – Contracturas

Una contractura se produce cuando se origina una tensión en el músculo.

Esto interrumpe el movimiento normal de las articulaciones.

La contracción muscular que se produce durante una contractura es involuntaria.

Si has sufrido una contractura alguna vez, sabes muy bien que es algo doloroso que no es para nada agradable.

Como es lógico, si tienes “una buena contractura”, lo último que vas a querer es ir al gym, hacer running o hacer cualquier deporte.

Es muy importante que sepas, que si tienes una contractura, tienes que parar la actividad física.

¿Por qué? Porque si sigues forzando corres el riesgo de romper el músculo.

Si no se tratan bien, las contracturas pueden cronificarse, así que no hay que tomarse esto a la ligera.

El proceso de la formación de una contractura es el siguiente:

Estas contrayendo y relajando el músculo durante la actividad física, pero de repente el músculo no puede con el esfuerzo al que le has sometido y se mantiene contraído de forma involuntaria.

¿Cómo evitar las contracturas?

¡Acertaste! No te olvides de calentar antes de hacer ejercicio.

Otro aspecto que te va a ayudar, es buen plan diseñado por un profesional del fitness, que adapte tu carga de trabajo a tus características y a tu condición física.

 

 

4 – Calambres

Los calambres son una serie de espasmos musculares involuntarios.

Si practicas deporte de forma habitual, seguro que has sufrido calambres en más de una ocasión.

Como bien sabes, éstos aparecen después de hacer ejercicio y pueden llegar a ser bastante dolorosos.

La intensidad de este dolor es variable y su duración va de algunos segundos a varios minutos.

Es bastante común que aparezcan por la noche, los músculos de las piernas suelen ser uno de los más afectados.

Si bien es cierto que tener calambres, no es una de las peores cosas que puedes sufrir si no calientas antes de hacer ejercicio, su aparicición puede llegar a tener una repercusión bastante negativa en tu entrenamiento.

Esto se debe a que pueden llegar a ser invalidantes, haciendo que tengas que detener tu sesión.

Obviamente esto es algo que quieres evitar a toda costa.

El calentamiento, es una de las mejores cosas que puedes hacer para evitar estas molestias.

Es importante que seas consciente de que si quieres que tus músculos respondan bien durante el entrenamiento, necesitas que se incremente el flujo de sangre hacia la zona que vas a trabajar.

Cuando empiezas a ejercitarte en frío esto no sucede, aumentando así las posibilidades de que puedas llegar a tener calambres.

Por eso si quieres que el proceso de contraccción-relajación responda durante tu rutina de ejercicios, debes calentar antes de ponerte a trabajar.

 

5- Esguinces

Un esguince es una lesión de los ligamentos que consiste en desgarro o el estiramiento de una articulación.

Los ligamentos son las fibras que sostienen los huesos, se trata de fibras bastante fuertes y flexibles.

Sin embargo cuando se produce un estiramiento excesivo, la articulación se inflama y es cuando se produce el dolor.

Si no calientas o si calientas mal, aumentan las probabilidades de que puedas llegar a tener un esguince.

Lo bueno de calentar, es que ayuda a la activación de una serie de células que son las responsables del equilibrio y de la estabilidad.

Este proceso de activación, le dice a tus articulaciones “Eii, comienza a a prepararte porque ahora voy a empezar a realizar un esfuerzo para el que quiero que estés preparado”.

Este proceso de activación de las células responsables del equilibrio, no se produce cuando empiezas a hacer esfuerzos en reposo sin calentar.

 

 

Beneficios de calentamiento antes de hacer ejercicios en el gym

Como has podido ver, calentar antes de hacer ejercicio, es una rutina imprescindible que debes respetar antes realizar cualquier práctica deportiva.

Con independencia del tipo de actividad física que vayas a practicar, nunca deberías olvidarte de calentar.

Empezar a hacer ejercicio en frío, es «lo mejor» que puedes hacer si quieres sufrir molestias y lesiones de distinta intensidad, que harán que puedas llegar a detener tus rutinas de ejercicios, porque estás realizando un esfuerzo para el que tu cuerpo aún no está preparado.

El calentamiento es una especie de escudo de protección que prepara al cuerpo para la carga de trabajo al que le vas a someter.

A continuación te muestro un listado de los beneficios que el calentamiento tiene para la optimización del rendimiento deportivo:

  • Mejora en la transmisión de los impulsos nerviosos necesarios para garantizar el rendimiento.
  • Aumento del rendimiento general de los músculos y de las articulaciones.
  • Mejora de la concentración durante tus rutinas de ejercicios.
  • Calentar mejora notablemente la fuerza y las habilidades, gracias al mejor riego sanguíneo y a la mejor oxigenación de las zonas implicadas.
  • Mejora la eliminación del dióxido de carbono.
  • El calentamiento es bueno para promover la velocidad y el rendimiento de la contracción muscular.
  • Incremento de la actividad pulmonar y del ritmo cardíaco, esto mejora notablemente la optimización del uso del oxígeno.
  • Calentar antes de hacer ejercicio, incrementa la temperatura de los grupos musculares y del organismo en general, esto te ayuda a protegerte de posibles lesiones.
  • El metabolismo general, se beneficia si calientas, gracias a la mejor optimización de las distintas fuentes de energía.
  • Mejor elasticidad muscular que optimiza la contracción-relajación del músculo.

 

Conclusiones

No calentar antes de hacer ejercicio, es una de las mayores “burradas” que puedes hacer si realizas cualquier tipo de ejercicio o de deporte.

Calentar antes de correr, de hacer fitness o de hacer deporte es fundamental.

Te sorprendería saber la cantidad de deportistas ameturs, profesionales o usuarios de gimnasios que se lesionan diariamente, porque han hecho un calentamiento deficiente o porque directamente no han calentado.

Ya te he mostrado las lesiones y complicaciones que puedes tener si no calientas.

También te he descrito, todos los beneficios que tiene para tu organismo y para tu rendimiento deportivo, un buen calentamiento.

Te invito a que tengas presente lo descrito en este post.

Lo que quiero es que consigas tus objetivos en el gym o en cualquier otro deporte o actividad física que lleves a cabo.

Ten siempre presente que es necesario calentar antes de hacer ejercicio.

No hay mejor “escudo de protección” que el calentamiento general, si quieres evitar molestias y lesiones.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

No te detengas

Explora más

Correr sin perder masa muscular: ¿Es posible?

Algunas personas que practican fitness, son “alérgicas” a practicar running, porque están convencidos de que no es posible correr sin perder masa muscular. Pero, ¿Qué

X
Bienvenido a Entrenador Personal Valencia
wpChatIcon