dieta

Aléjate de los lugares que incitan a comer basura

La sociedades occidentales hemos avanzado de forma increíble y, aunque en la mayoría de los casos estos progresos han motivado una mejora de nuestra calidad de vida, lo cierto es que también han venido acompañados de otros no tan saludables hábitos. Por ello hay que alejarse de los lugares que incitan a comer basura.

 

comer mal

Los peligros de la comida basura…

El ajetreo diario, el ir “de aquí para allá”, la fusion de la vida personal con la vida laboral, etc, nos ha ocasionado importantes cambios en nuestro hábitos alimenticios que, lejos de la escasa importancia que muchas personas les otorgan, constituyen una seria amenaza para nuestra salud.

 

Es básico darse cuenta que nuestros cuerpos fueron creados por la naturaleza, y la naturaleza produce sin “la mano del hombre ni sus maquinas” todo lo que el cuerpo humano necesita…ALGUNA VEZ HAS VISTO BROTAR DE UN ARBOL UN BOCADILLO?…Creo que ya estarás entendido.

 

Hablando de alimentación, todos los expertos coinciden en que el lugar idóneo para comer o cenar es la mesa, lugar donde el cuerpo adopta una posición adecuada para la ingesta de alimentos y el inicio de la digestión y dónde podemos tomar el tiempo adecuado para masticar.

Comer en la cama

Sin embargo en las últimas década hemos ido adquiriendo ciertos malos hábitos, en gran medida importados de la cultura estadounidense, que nos llevan a comer en espacios poco adecuados para ello, como la cama, un lugar muy romántico para el desayuno, pero poco adecuado para la comida o, sobre todo, la cena.

Comer delante de la televisión

Así, comer delante de la televisión es también uno de los lugares menos indicados pues supone una distracción y nos conduce a ingerir más de lo que debemos y ni siquiera sentir el sabor de los alimentos mientras estamos pendientes de algún asesinato o de los programas del corazón.

Comer en el coche

Comer en el coche, algo más habitual de lo que muchos pudieran pensar, es higiénicamente desaconsejable: gérmenes y bacterias campan a sus anchas por los asientos, el volante, el salpicadero…

 

Comer en la calle

Tampoco la calle (bares, restaurantes…) es lo más recomendado pues ahí solemos encontrar alimentos menos saludables y más ricos en grasas, conservantes, etc.

 

Comer en el trabajo

¿Comer en el trabajo? No está del todo mal siempre y cuando nos sentemos y tomemos el tiempo adecuado. Lo malo es comer durante el trabajo pues esto favorece comer más deprisa lo cual perjudica al proceso de digestión y la absorción de los nutrientes.

Y por último, evita comer a la vez que caminas de un lugar a otro, tú y tu salud os merecéis vuestro tiempo para disfrutar de la comida.

 

Las bondades de comer con los dedos

Las bondades de comer con los dedos


Y un ultimo consejo un tanto “raro”…Mis maestros asiáticos me enseñaron las virtudes de comer con los dedos, aun que aquí en España se mira como una forma de pocos modales, las sociedades mas espirituales y sanas del planeta conocen las bondades de comer con las manos, sintiendo el alimento y dando gracias por ser parte de ti, sin tv ni distracciones, y sintiendo al 100% el placer y el sabor de la comida…se que parece extraño, pero si lo probáis os daréis cuenta de lo que hablo.

 Y AHORA, @migos, os dejo un VIDEO EN EL QUE OS CUENTO… CUÁL ES EL MOTIVO DE TUS PROBLEMAS 

 

One Comment

  • Matilda dice:

    Nada como comer en casa, sano rico y nutritivo, entendamos que comer en la calle nos expone a que adquiramos alguna enfermedad gastrointestinal, como la gastritis y peor adquirir helycobacter pilory así que comencemos a cambiar costumbres por nuestra salud.